Las algas, fuente de vitaminas y minerales

¿Sabías que las algas son una importantísima fuente de vitaminas y minerales que limpian nuestro organismo gracias a sus elementos quelantes y depurativos? También activan el metabolismo y, además, su aporte de calorías es prácticamente nulo. También, se trata de un ingrediente muy versátil en la cocina, que nos permite incorporarlas a numerosos platos.

¿Qué son las algas?

Las algas son los primeros vegetales que realizaron la fotosíntesis de la clorofila. A partir de ahí se desarrollaron otras formas de vida, pero las algas conservaron sus primitivas características, que quizá expliquen su gran potencia y vitalidad.

Estudios sobre la esperanza y calidad de vida de los pueblos que consumen habitualmente algas en su dieta han demostrado los importantes beneficios que éstos vegetales pueden aportar a la salud.

Se pueden establecer dos grandes grupos: las algas marinas y las de agua dulce. Actualmente se conocen más de 25.000 especies, aunque solamente una decena son comestibles.

Composición

Contienen entre diez y veinte veces más minerales y oligoelementos que los vegetales terrestres, además en perfecta sinergia. Uno de los más importantes es el yodo, difícil de obtener en cualquier otra fuente que no sea del mar. Los minerales que contienen en más cantidad son calcio, hierro, sodio y magnesio; y los oligoelementos yodo, zinc, silicio, cobalto, cromo y manganeso.

Son ricas en vitaminas A, B, C, D, E, K y en menor cantidad B12 y ácido fólico.  Durante la cocción o el remojo en agua, las sales minerales y las vitaminas hidrosolubles tienden a quedarse en el líquido; por eso no se debe tirar el agua del remojo sino utilizarlo para tisanas o sopas.

Son un alimento muy rico en proteínas completas.

wakame

Propiedades

Un estudio realizado en Japón recientemente demostró que la gente vive más tiempo y permanece más saludable en las áreas donde las algas se consumen en abundancia.

  • Desintoxicantes y depurativas.
  • Se consideran un complemento ideal en la fase de crecimiento, en periodos de convalecencia, en el embarazo y la lactancia, y durante una dieta adelgazante.
  • Refuerzan el sistema inmunitario.
  • Dan firmeza y elasticidad a los tejidos, tanto interna como externamente.
  • Estimulan y reequilibran el metabolismo de todos los intercambios químicos internos.
  • Estimulan el sistema endocrino en general.
  • Reducen los niveles de colesterol en sangre.
  • Regulan los órganos reproductores.
  • Tienen efecto prebiótico y evitan el estreñimiento ya que contienen mucílagos.

Contraindicaciones

Por su contenido en yodo, está contraindicado su consumo en caso de hipertiroidismo, o en caso de hipotiroidismo si la persona toma suplementos de yodo.

Variedades

Dependiendo de la profundidad en la que se encuentran, las algas pueden ser verdes, marrones o rojas, ya que absorben más o menos luz (todas contienen clorofila). También varía su sabor y textura. Así, por ejemplo, tenemos el sabor mineral picante del alga dulse rojo-púrpura, el agradable frescor de la wakame, la textura crujiente de la nori, y el sutil dulzor de la kombu, etc.

Kombu

Muy rica en yodo y oligoelementos esenciales, así como en el delicioso ácido glutámico (que además ablanda las fibras del resto de alimentos durante su cocción). Se usa en potajes, sopas y caldos.

Hervida durante largo tiempo proporciona un caldo o consomé delicado y sabroso, que puede servir de base para sopas, potajes, estofados, etc. Cociéndola con las legumbres, las hace más blandas y digestivas. Requiere un largo tiempo de cocción (alrededor de 30 minutos) y de remojo (20 minutos).

Wakame

Crece hasta unos 50 cm de largo en aguas de 6-12 m de profundidad. Es una de las más indicadas para iniciarse en el empleo de las algas, debido a su versatilidad en la cocina. Su rápido proceso de remojo (3 minutos), permite incorporarla en platos en el último momento. Puede comerse cruda o cocinada. Es una de las algas más ricas en vitamina B12 y calcio, también es rica en magnesio y hierro.

Nori

La popular alga del sushi tiene un sabor delicado. Es fácil de digerir y rica en proteínas y vitamina A. Indicada para guisos, pastas, sopas y ensaladas.

Nori sheets/Nori sheets with sticks on the wood dish

Hiziki (o hijiki)

Crece especialmente en Extremo Oriente, donde estas plantas cubren las rocas justo debajo del nivel del agua. Su sinergia calcio-fósforo es perfecta. Aun así, es un alga bastante contaminada con arsenio, por tanto, no recomiendo su consumo de forma habitual, teniendo además otras algas con las mismas propiedades.

Agar-agar

También conocida como kanten, es una maravillosa gelatina natural de sabor suave y rica en minerales. Se trata de un extracto de algas con un gran poder gelificante y un sabor neutro

Arame

Alga que crece en rocas bajo el nivel del agua. Es una de las algas orientales que más rápidamente acepta el paladar occidental. Puede consumirse cruda (remojándola durante unos 10 minutos) o puede cocinarse con los demás ingredientes que deseemos integrar en el plato.

Carragaheen o musgo de Irlanda

Es un alga marina que crece en sitios costeros. Su color varía entre rojizo y verdoso.

Y ahora que ya conoces el mundo de las algas, te invitamos a que descubras nuestro curso online de Dietética y nutrición.