¿Qué es la enzimoterapia sistémica?

La enzimoterapia sistémica consiste en la utilización de enzimas con fines terapéuticos. Las enzimas son moléculas proteicas que facilitan y aceleran las reacciones químicas que tienen los tejidos. Son esenciales para la vida del hombre, los animales, las plantas y todos los microorganismos, o sea, de cualquier ser vivo. Son las responsables de todas las funciones de cada uno de los órganos y tejidos de nuestro organismo.

Algunas de sus funciones importantes son:

  • Digestión de los alimentos para permitir la absorción de los nutrientes a través de las paredes intestinales.
  • Transformación de los nutrientes en elementos estructurales de músculos, nervios, órganos, glándulas, etc.
  • Responsables del almacenamiento de la glucosa en glucógeno en el hígado y en los músculos.
  • Control del acumulo excesivo de lípidos en el tejido adiposo.
  • Intervención en los procesos de síntesis de urea.
  • Fijación de fósforo en el esqueleto, depósito de hierro en los glóbulos rojos, intervención en procesos variados (visión, reproducción,…).
  • Acción estimulante sobre el sistema inmunitario.
  • Transformación de los nutrientes en energía.
  • Fecundación del óvulo.

enzimoterapia sistémica

Y ¿qué significa sistémico?

Sistémico significa que se distribuye por todo el organismo. Después de su absorción en el tracto gastrointestinal, las enzimas acceden a través de la sangre hasta los “lugares efectores” en el cuerpo, donde van a desarrollar su efecto.

El concepto “enzimoterapia sistémica” significa que al organismo le daremos enzimas por vía oral para regular las funciones digestivas, inmunitarias y metabólicas.

Max Wolf es su fundador y Karl Ransberger el discípulo que más ha investigado sobre ello.

Efectos de un déficit enzimático

  • Agotamiento de los órganos internos.
  • Acumulación de alimentos mal digeridos en el tubo digestivo y absorción de sustancias que pueden producir alergias alimentarias. Estos alimentos mal digeridos puede producir reacciones y patologías autoinmunes. El síndrome de fatiga crónica está muy relacionado con un déficit de enzimas.
  • Alteraciones circulatorias y de las articulaciones.
  • Inflamaciones, infecciones y alteraciones del sistema inmunológico en general.

enzimas

Algunas de las aplicaciones de la enzimoterapia enzimática

  • Depuración y detoxificación: Las enzimas ayudan a fraccionar las toxinas acumuladas y facilitan su eliminación. Además, tienen acción hepatoprotectora.
  • Inflamaciones: tienen un efecto muy beneficioso en los procesos inflamatorios. Algunos signos de inflamación y de dolor responden mejor a las enzimas que a los corticoides. En cualquier inflamación, las enzimas aceleran la recuperación y alivian los síntomas.
    • Inflamación de las vías respiratorias (bronquitis).
    • Inflamación de los senos paranasales (sinusitis)
    • Ovaritis i salpingitis. Prostatitis.
    • Infección de las vías urinarias.
  • Combate fácilmente virus y bacterias patógenas.
  • En enfermedades autoinmunes actúa regulando el sistema inmunitario.
    • Enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.
    • Esclerosis múltiple.
    • Artritis y enfermedades inflamatorias de las articulaciones.
    • Psoriasis
  • Ovaritis y salpingitis
  • Problemas cardiovasculares. Mejoran la fluidez de la sangre (no pueden tomar enzimas las personas que toman fluidificantes sanguíneos).
  • Lesiones deportivas.

A tener en cuenta…

  • Existen preparados enzimáticos con enzimas procedentes de animales o de vegetales (o ambas).
  • Es mejor recomendar productos en los que haya una variedad de enzimas.
  • Evitarlas durante el embarazo y la lactancia (podría afectar a la producción de leche).
  • Evitarlas en personas hemofílicas o que tomen medicamentos anticoagulantes o fluidificantes de la sangre.
  • No deben tomarse poco tiempo antes o después de una intervención quirúrgica, pueden provocar riesgo de hemorragia.

En el curso de Nutrición Ortomolecular le dedicamos un tema a la enzimoterapia sistémica ya que es un método terapéutico que abarca muchos aspectos y cuyos resultados son espectaculares. Aunque también te recomiendo este libro: Ransberger, K.; Neu, S.; “Curación con enzimas. Principios de enzimoterapia sistémica”; Ed. Dilema, Madrid 2005