Llega el otoño y… ¡Vuelven los pies fríos!

Ya se va notando cómo se van acortando los días, las tormentas se llevan el calor sofocante y al atardecer ya se agradece una rebequita. Pequeños detalles que nos anuncian que se acerca el final del verano. Y a medida que va refrescando el ambiente, mientras algunos lo agradecen en el alma, otros empiezan ya a temerse lo que se les avecina… ¡Vuelven los pies fríos!

Para el que los sufre, el otoño y el invierno se hacen muy largos, cada día vistiendo con varias capas de ropa, calcetines de lana, etc, y aún así  tener el frío calado en el cuerpo durante todo el día, deseando llegar a casa para darnos un baño caliente, ponernos la bolsa de agua caliente o la manta eléctrica. Y, sin embargo, vemos cómo nuestros compañeros nos dicen que somos unos exagerados, que no hay para tanto….

El hecho de tener los pies fríos, nos obsequia con un “pack” de síntomas que están relacionados y que pueden ser consecuencia de tener los pies fríos de forma crónica. Algunos conocidos popularmente son: tener frío generalizado, mal humor, tensión muscular, dolores de cabeza, mala circulación, etc. Sin embargo, hay otros tantos que no solemos relacionar con el hecho de tener los pies fríos, como por ejemplo: cistitis de repetición u otros problemas de diuresis, resfriarse varias veces al año, o esos resfriados que no terminan de curarse y se cronifican, dolores menstruales (en ocasiones la misma tensión del frío puede provocar estos dolores), insomnio, y un largo etc.

pies fríos

Sencillas técnicas de Hidroterapia

Una forma de deshacerse de los pies fríos de una vez por todas es fortalecer el cuerpo, aunque de una forma diferente a la que imaginamos. ¿Cómo? mediante unas sencillas técnicas de hidroterapia, que podemos realizar nosotros mismos en el cuarto de baño de casa. Se trata de aplicar agua en forma de baños de pies a distintas temperaturas, para ir entrenando a nuestro sistema circulatorio, fortaleciéndolo poco a poco, hasta que llegue un día en que ¡se nos olvide la chaqueta en casa en pleno invierno!

¿Hay algún requisito para que funcione? Sí. El único requisito para que funcione es hacer la técnica a diario. El tratamiento completo dura alrededor de un mes.

El tratamiento de pies fríos es una de las técnicas de hidroterapia que podrás encontrar en el curso de Estímulos Naturales, que empieza el 15 de noviembre, en la escuela online Laia Naturopatía. ¿Te apuntas?