¿Qué es el kuzú?

El kuzú es un almidón blanco hecho con la raíz de la planta con el mismo nombre (Pueraria lobata) que proviene de Asia y que tiene innumerables beneficios sobre la salud, tanto física como emocional. Para obtener el kuzú, la raíz se muele y la harina obtenida se lava con agua fría hasta que sale transparente. Después se seca y se deja reposar durante varias semanas. En algunos países asiáticos, sobre todo en Japón, se utiliza desde hace más de 2.000 años en la cocina y como medicina.

Es un magnífico remedio para todos los problemas gastrointestinales, especialmente eficaz en caso de diarreas. Además:

  • Ayuda a regular la digestión;
  • Es un gran limpiador intestinal;
  • Fortalece los intestinos y evita que se inflamen;
  • Mejora los problemas de diarrea y estreñimiento;
  • Ayuda a regenerar el tejido en caso de úlceras gastroduodenales;
  • Combate la acidez;
  • Promueve el crecimiento de las bacterias digestivas beneficiosas que pueblan la microbiota intestinal.

kuzú

Pero es que no solamente tiene acción a nivel del sistema digestivo, el kuzú también:

  • Es energetizante.
  • Contiene ginesteína, que tiene efecto serotoninérgico (similar a la serotonina, lo que significa que tiene efecto calmante sobre el sistema nervioso).
  • Su principio activo, la puerarina (una isoflavona), regula la temperatura corporal, tanto en caso de hipotermia como de hipertermina. Por ello, es de gran utilidad en los sofocos de la menopausia; además, como contiene isoflavonas como la puerarina, la daizdeína y el miroestrol regula los niveles de estrógenos y por tanto disminuye las alteraciones que pueden darse durante la menopausia.
  • Por lo anterior, también es muy recomendable en caso de fiebre.
  • Es mucolítico, por tanto, aprovecha sus propiedades en caso de resfriados.
  • Reduce la tensión arterial.
  • Si se toma por la noche, ayuda a conciliar el sueño.

Para usarlo con fines medicinales, disuelve una cucharadita de kuzú en un vaso de agua y caliéntalo sin que llegue a hervir, moviendo continuamente hasta que se haga transparente y adquiera una textura espesa (unos 3 minutos)

Ante problemas de salud que cursan SIN fiebre también está indicado el remedio ume-sho kuzu: disuelve una cucharadita de kuzú en tres cucharadas de agua, añade un vaso de agua más y ponlo al fuego, removiendo hasta que se haga transparente. Añade media ciruela umeboshi o media cucharadita de pasta de umeboshi, baja el fuego al mínimo y añade unas gotas de shoyu. Continúa a fuego lento durante dos minutos y tómalo caliente.

A nivel culinario, el kuzú se usa para espesar sopas, salsas, mermeladas,…. Es muy fácil de utilizar, no tiene sabor ni colorea los platos a los que se añade. Disuélvelo en frío y añádelo al final de la cocción (unos 3 minutos antes) junto con los demás ingredientes. Remuévelo frecuentemente hasta que la textura se vuelva más espesa (vendría a ser el equivalente natural de la maicena, y 5 gramos de kuzú equivalen a 15 gr de ésta). También puedes espolvorearlo sobre pasteles o añadirlo al relleno de tartas, así como a pudines, helados y flanes.

La dieta macrobiótica lo tiene entre sus productos preferidos por su neutralidad energética, ni muy yin, ni muy yang.