Plantas antioxidantes para la salud de tu piel

Ya en el artículo sobre Antiaging os comenté que existen muchas plantas que nos proporcionan sustancias naturales antioxidantes para combatir los temibles radicales libres. Estos radicales libres pueden dañar muchas funciones de nuestro organismo, provocando un envejecimiento prematuro de la piel y los órganos, enfermedades crónicas e incluso degenerativas.

Estas plantas, en dermatología, las utilizamos vía tópica en forma de extractos glicerinados o alcohólicos (según la zona a tratar utilizaremos glicerinados para no resecar la piel), cataplasmas, oleados o hidrolatos.

Además del uso tópico directo sobre la piel también es interesante utilizarlas vía interna para potenciar sus efectos (Cuida tu piel desde dentro: la nutricosmética).  La piel es un órgano de eliminación, así que el drenaje será parte clave del tratamiento, además de atender también otras necesidades del organismo, pues no olvidemos que como todo órgano la piel nos refleja un desequilibrio orgánico.

plantas antioxidantes

Aquí os dejamos una lista de las plantas antioxidantes más importantes para la piel:

El aloe vera es, sin duda, una de las grandes protagonistas cuando se trata de hidratar, nutrir y regenerar la piel.

Tiene propiedades hidratantes y antioxidantes, astringentes, regenerantes y cicatrizantes, por lo que se puede utilizar bien para hidratar a diario, bien para ayudar a sanar cuando haya alguna lesión o herida. Su uso, además, es simple: solo deberás quitar una hoja de la planta, realizarle un corte a lo largo y extraer el gel de su interior, que es el que tiene las propiedades.

El jengibre es el ingrediente natural perfecto para reducir la degradación de los tejidos y el envejecimiento de las células. Además, sus importantes propiedades antioxidantes ayudan a mejorar el flujo sanguíneo y a prevenir enfermedades cardiovasculares y virales. Puedes realizar cataplasmas con jengibre rallado, aplicándolo en las zonas dañadas, y tomarlo como infusión o en extracto.

El té verde (Camellia sinensis) contiene polifenoles, unos componentes que promueven un efecto preventivo protector de lesiones de la piel y sus órganos internos. Actúa reduciendo las consecuencias de la exposición al sol (es fotoprotectora), los eritemas y las quemaduras; es una planta considerada esencial en los tratamientos antioxidantes.

La centella asiática o gotu kola (Centella asiatica [L.] Urban) tiene un largo historial de estudios que demuestran su actividad mejorando la estructura del tejido conjuntivo y la circulación venosa. Actúa sobre la integridad de la piel (sin duda, este es el uso más importante de esta planta), manteniendo su tono y elasticidad, estimulando la cicatrización, aliviando los picores y las rojeces, etc.

En el mercado encontrarás un sinfín de pomadas, aceites y preparados con esta planta, todos ellos enfocados al cuidado de la piel.

Desde la escuela online Laia Naturopatía os recomendamos el curso de Fitoterapia, el seminario AntiAging  y el seminario de Nutricosmética. ¡Que los disfrutéis!