Cura depurativa con Sales de Schüssler

Después de los excesos vacacionales ¿te apetece hacer una cura depurativa? Después de tantos helados, refrescos, cervezas y comidas copiosas ¿tienes la sensación de estar hinchada/o y un poco saturada/o? Pues bien, te invito a que pruebes esta depuración con Sales de Schüssler.

Las sales de Schüssler son pequeños componentes de nuestras células, que, aun siendo pequeños, tienen una gran importancia para su funcionamiento. Una deficiencia o desequilibrio en estos minerales vitales puede provocar trastornos en las células o incluso en nuestros órganos. Estas sales minerales pueden estar presentes en lo que comemos, aunque no suelen llegar a dónde realmente son necesarias en nuestro organismo.

Las sales minerales son capaces de armonizar y regular los procesos químicos que tienen lugar en las células. Están preparadas específicamente para hacer llegar los minerales a todas las células del cuerpo. El Dr. Schüssler basó su terapia en un total de 12 sales minerales que desempeñan funciones esenciales dentro de nuestro cuerpo, y son idóneas para remediar una multitud de trastornos funcionales.

Esta cura depurativa, o de limpieza, que te propongo incrementa el rendimiento del hígado, los riñones y el intestino. Limpia los órganos depurativos y el sistema linfático. Y no hace falta esperar a la primavera para realizarla, sino que cualquier momento es perfecto.

Sales de Schüssler

Las sales recomendadas son:

– Sal nº 6 Kalium sulfuricum

– Sal nº 9 Natrium phosphoricum

– Sal nº 10 Natrium sulfuricum

– Sal nº 12 Calcium sulfuricum

La Natrium phosphoricum moviliza las toxinas del sistema linfático y también nos ayuda a alcalinizar el organismo ya que neutraliza los ácidos que podamos tener en exceso de manera que no suponen un peligro para el organismo.

La Kalium sulfuricum activa la vesícula biliar y el hígado, se acopla a las sustancias nocivas para el organismo y las transporta fuera de éste.

La Natrium sulfuricum regula el organismo y limpia – el tejido conjuntivo, aumenta la actividad de los riñones y la vejiga urinaria; también estimula la eliminación por la vesícula biliar y del intestino grueso.

El Calcium sulfuricum fomenta el metabolismo y fortalece el hígado, la vesícula biliar, los riñones y los intestinos; bajo la acción de esta sal, y en condiciones normales, todos los tóxicos se degradan en el hígado, siendo sus residuos excretados por la bilis.

Todas juntas contribuyen a una mejor depuración.

¿Cómo tomarlas?

– Por la mañana en ayunas tomar 3 comprimidos de la sal nº 10

– Antes de comer, 3 comprimidos de la sal nº 9

– Antes de cenar, 3 comprimidos de la sal nº 12

– Antes de acostarte, 3 de la sal nº 6

 

La duración será de 4 a 6 semanas y puedes acompañarla con infusiones de plantas depurativas, una dieta baja en tóxicos o incluso un ayuno. ¡Anímate y elimina todos los excesos de estas vacaciones!

Desde Laia Naturopatía te recomendamos el seminario Depurando el Organismo y el monográfico Sales de Scüssler. ¡Anímate!