Conoce los beneficios de las Sales de Schüssler

Las Sales de Schüssler son 12 sales minerales que se encuentran en el organismo  y son fundamentales para su correcto funcionamiento por lo que la carencia de una o varias de ellas puede propiciar la aparición de una serie de trastornos que acaben provocando alguna enfermedad.

En nuestra escuela de técnicas naturales, Laia Naturopatía, disponemos de dos cursos sobre Sales de Schüssler: Un monográfico de Sales de Schüssler y un curso específico de Sales de Schüssler para niños.  

El Dr Schüssler

Esta terapia fue desarrollada por el médico alemán del siglo XIX,  el Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler. Como especialista médico homeópata descubrió las sales minerales como remedios.

El Dr. Schüssler clasificó a las personas por diferentes constituciones, ya que según se determina, hay personas con especial disposición, predisposición, propensión o sensibilidad ante determinadas afecciones o enfermedades.

Una de las principales ventajas es que no hay peligro de excederse en la dosis ya que el cuerpo sólo aprovecha lo que necesita y el resto lo expulsa. Tampoco hay efectos secundarios. Se trata de un remedio natural, de utilidad contrastada y completamente inocuo que se puede utilizar como preventivo o como complemento de cualquier otra terapia o tratamiento.

Las sales minerales del Dr. Schüssler son capaces de armonizar y regular los procesos químicos que tienen lugar en las células. Están preparadas específicamente para hacer llegar los minerales a todas las células del cuerpo.

 

Sales de Schüssler

¿Qué beneficios provocan en nuestro cuerpo?

  • Forman potenciales eléctricos.
  • Regulan el pH.
  • Sirven para tratar y prevenir algunas enfermedades, pero no sirven para compensar ninguna carencia mineral.
  • Mantienen el grado de salinidad.
  • Regulan la actividad enzimática y así todos los procesos bioquímicos del organismo.
  • Regulan la presión osmótica y el volumen celular.

Conoce las 12 Sales minerales

1. Calcium fluoratum, tejido conectivo y piel. Es la sal de la elasticidad. El Calcium fluoratum incrementa la elasticidad del tejido conectivo, los ligamentos y los tendones, así como la resistencia de los huesos y los dientes. Indicadas para el tratamiento complementario de varices y de lesiones musculares y de los ligamentos.

2. Calcium phosphoricum, huesos, sistema nervioso simpático. La sal de los huesos y los dientes. El Calcium phosphoricum favorece el crecimiento y los procesos de curación de los huesos y los dientes. Ayuda en el tratamiento de fracturas y osteoporosis.

3. Ferrum phosphoricum, primer estadio inflamatorio, dolor, gripes, resfriados. La sal de los primeros auxilios. El Ferrum phosphoricum es útil en la fase inicial de todo tipo de infecciones. Ayuda en el tratamiento de inflamaciones agudas, estados febriles, heridas recientes, cortes y rasguños, así como en quemaduras de primer grado (por ejemplo, solares).

4. Kalium chloratum, segundo estadio inflamatorio, afecciones catarrales. La sal de las membranas mucosas. El Kalium chloratum es beneficioso en caso de inflamación de las membranas mucosas, por ejemplo, de rinitis, bronquitis, gastritis, colitis y cistitis. Es especialmente útil en la segunda fase de inflamación, cuando la enfermedad se manifiesta con síntomas claros, como la exudación.

5. Kalium phosphoricum, mente, sistema nervioso, agotamiento físico y mental, insomnio, decaimiento. El Kalium phosphoricum ayuda a encontrar el equilibrio mental y estabiliza el sistema nervioso. Ayuda en el tratamiento del cansancio mental, emocional y físico, y en estados de debilidad general. Contribuye al tratamiento de la depresión.

Sales Minerales

6. Kalium Sulfuricum, tercer estadio de inflamación, dolor de cabeza, resfriados agudos. La sal de la inflamación crónica. El Kalium sulfuricum ayuda a mitigar las inflamaciones crónicas y los trastornos dermatológicos crónicos. Es útil en el caso de heridas de lenta curación y favorece el proceso curativo de inflamaciones de las membranas mucosas, como las de la garganta, la conjuntiva o la nariz.

7. Magnesium Phosphoricum Espasmos y dolor. La sal contra los calambres y dolores. El Magnesium phosphoricum es de ayuda en el tratamiento de los calambres frecuentes y los espasmos musculares. Contribuye al tratamiento de los dolores musculares, por ejemplo, menstruales, de las tensiones habituales de la zona cervical o de los hombros y de los espasmos dolorosos en el tracto gastrointestinal.

8. Natrium Chloratum, metabolismo líquido. La sal del equilibrio de los fluidos corporales. El Natrium chloratum regula el equilibrio de los fluidos corporales. Ayuda frente a dolencias gastrointestinales como diarrea o vómitos, edemas, exceso de sudor. Su carencia provoca deshidratación celular.

9. Natrium Phosphoricum metabolismo, drenante linfático, depurativo, metabolismo ácido-base, grasas. La sal del equilibro ácido-base. El fosfato sódico regula el equilibro entre ácidos y bases y ayuda en el tratamiento de la acidez. Favorece el metabolismo en general y ayuda frente a dolencias digestivas como dispepsia, flatulencia, trastornos de digestión con comidas ricas en grasas (calambres en el estómago, obesidad) y reflujos ácidos.

10. Natrium Sulfuricum, excreción, eliminación y desintoxicación. Es la sal detoxificante. El Natrium sulfuricum favorece los procesos generales de detoxificación y eliminación de fluidos. Ayuda a eliminar el exceso de fluido tisular y estimula el funcionamiento del hígado.

11. Silicea, tejido conectivo, piel, supuración, fortalece tendones, cartílagos, huesos, cabello, piel, uñas. La sal del cabello, las uñas y la piel. La Silicea ayuda a mantener la elasticidad y la resistencia del cabello y las uñas. Es útil por ejemplo en casos de cabello y uñas quebradizas, caída del cabello o crecimiento irregular de las uñas. La Silicea fortalece la piel y el tejido conectivo estimulando su elasticidad.

12. Calcium Sulfuricum, procesos supurativos, altamente drenante, acné y erupciones dérmicas. La sal de los procesos depurativos. El Calcium sulfuricum tiene un efecto antiinflamatorio y favorece el crecimiento de las células. Es útil en casos de abscesos, granos, pústulas y procesos purulentos.

¿Cómo tomarlas?

Deben tomarse al menos 15 minutos antes de las comidas o una hora y media después. Y durante el tratamiento evitar la ingesta de grasa saturada, los estimulantes fuertes y los alimentos fritos o muy condimentados además de enriquecer la dieta con suficiente fruta y verdura. Lo más frecuente es encontrar las sales en forma de comprimidos que se deben dejar disolver en la boca sin necesidad de agua u otro líquido. Es importante que se dejen disolver lentamente para que la mucosa bucal absorba mejor las sales y lleguen lo más directamente a la sangre evitando el tránsito por el tracto gastrointestinal.

Es importante recordar que se trata de un tratamiento natural, efectivo y sin efectos secundarios. Y que, más o menos rápidamente, puede mejorar considerablemente su salud.

Si deseas aprender más sobre las Sales de Schüssler puedes apuntarte a nuestros cursos online.